Teletrabajo; ¿qué es?, ¿en qué consiste? ¿realmente funciona?

Si nos hubieran contado a principios de año que iba a pasar todo lo que está ocurriendo con el Covid-19 no nos lo hubiéramos podido ni imaginar. Realmente está siendo una situación complicada para toda la sociedad. Desde los niños, pasando por los trabajadores al servicio público, personas mayores y empresas, entre otras. Todos los colectivos, independientemente de la edad, el tamaño o la procedencia, se están viendo afectados por esta crisis de una forma u otra.

 

En el presente artículo se pretende abordar en concreto cómo ha afectado el Covid-19 (comúnmente conocido como Coronavirus) a las empresas. Pues bien, sin poder generalizar y dependiendo mucho del caso particular, las empresas han tenido que reorientar su modus operandi con el fin de poder continuar con la actividad y sobrellevar la situación que acontece.

 

teletrabajo 1

Es cierto, que no todas las organizaciones cuentan con los medios humanos,  económicos y técnicos necesarios para poder implantar el teletrabajo en el día a día. Pese a esto, y partiendo de la situación ideal donde dichos medios existen y se da la posibilidad de tele-trabajar, se procede a profundizar en el presente artículo en los  aspectos o tips que pueden ser de gran utilidad para lograr la eficacia y eficiencia del  teletrabajo. Entre los mismos, podríamos destacar los siguientes:

 

1.- Se ha de fijar un objetivo común y que debe ser perseguido por todos los miembros de la organización, siguiendo para ello las pautas marcadas por la dirección de la empresa. Seguramente el objetivo a alcanzar no sea el mismo que hace dos meses cuando estábamos ajenos a todo lo acontecido, siendo por eso muy importante que este sea claro, conciso y alcanzable.

 

2.- Marcar las pautas, procedimientos y formas de hacer por parte de los miembros de la organización, de cara a que la actuación de los mismos sea similar, vaya en la misma línea y esté coordinada.

 

3.- Dotar a los/as trabajadores/as de los medios y herramientas necesarias para el desempeño de su trabajo de la mejor forma posible e intentar crear un ambiente cómodo de trabajo, facilitando de esta manera el rendimiento del personal.

 

teletrabajo 24.- Establecer canales de comunicación entre los miembros de la organización, de cara a mantener las relaciones existentes y no perder la unión creada previamente. Este aspecto, por muy simple que parezca, es importante entre otras cosas,  porque una vez se restablezca la situación y volvamos todos a las empresas, el equipo y la maquinaria debe seguir funcionando al mismo rendimiento que antes o incluso a más alto. Para ello, existen muchas aplicaciones y herramientas tanto gratuitas como de pago, que permiten que tales comunicaciones puedan producirse a tiempo real y de una manera ágil.

 

5.- Establecer reuniones, meetings o conferencias con los miembros de la organización diariamente para poner al día del trabajo realizado al resto del equipo o incluso compartir sensaciones y problemas que hayan podido surgir. Es una manera de que fluya el conocimiento compartido y se enriquezca mucho más el trabajo desempeñado.

 

Como vemos, se trata de saber adaptarse, cambiar las formas de hacer y de proceder y ser lo más eficaces y eficientes posibles. Es cierto que no es tarea fácil y que cuesta muchas veces coger el ritmo, pero como siempre, el ser humano tiene que estar en constante cambio y actualización de cara a poder abordar los problemas que puedan acontecer. Así mismo, es muy posible que lo que en principio parece algo complicado o incluso difícil de implantar, pueda suponer en el futuro un avance y una forma de reducir los costes, ahorrar tiempo y lograr la máxima eficiencia y eficacia posible.

 

¿Quién nos dice que el teletrabajo no sea la forma de trabajo que más presente esté en un futuro no muy lejano? ¿Es posible que las empresas saquen algo positivo de este confinamiento y vean esta forma de trabajo como algo enriquecedor y pasen a implantarlo definitivamente? Son preguntas que ahora mismo no sabemos responder, pero en cualquier caso “De todo lo malo se aprende” y no dudamos que esto será una forma más de aprender y evolucionar para ser mejores en el futuro.

Silvia Martín

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies