Selección en el sector IT

Recientemente he acabado la magistral obra “Un mundo feliz” de Aldous Huxley. Publicada en 1932, la obra es capaz de imaginar un mundo futuro, donde dinámicas y procesos ya presentes en la época se magnifican, para alcanzar resultados, que en su momento, eran inconcebibles.

seleccion IT

Casi 100 años después, nos damos cuenta que Huxley logró vislumbrar la enorme importancia que tiene y va a tener la biología genética, la manipulación de la felicidad a través de fármacos, la aplicación del taylorismo industrial llevada al extremo o incluso la imposición de patrones de comportamiento social aceptables, frente al desprecio por lo diferente.

 

Sin embargo, pese a ser capaz de captar, o incluso “advertir” acerca de estos cambios, a Huxley se le escapó la que posiblemente sea la mayor revolución de nuestro tiempo, que no es otra que la digitalización y la preponderancia del sector IT.

 

Como consultor de RRHH, particularmente cercano a este ámbito y sector, uno es capaz de constatar como el sector de la innovación tecnología ha transformado por completo el mundo laboral. Es por ello, que desde Thinking People, nos gustaría ofrecer una pequeña panorámica acerca de cómo es la selección de personal en el ámbito de la tecnología.

CARACTERÍSTICAS DEL SECTOR IT

seleccion IT2

La primera característica en la que creo que coincidirá cualquier persona que realice funciones similares, es el DINAMISMO. El sector IT se caracteriza por una enorme demanda, que en muchos casos carece de la suficiente oferta para ser cubierta. Esto implica, que muchos candidatos estén recibiendo constantemente solicitudes de nuevos empleos (desde aquí os traslado mis disculpas por la insistencia, al mismo tiempo que os reitero la persistencia de la misma), que cada año nazcan nuevos puestos basados en la expertise de un nuevo lenguaje o una nueva tecnología, así como que exista mucho movimiento intra e interempresarial basado en las exigencias de nuevos proyectos.

 

La otra característica, en parte consecuencia del citado dinamismo, es la COMPETITIVIDAD. Como he mencionado, en una ciudad como Zaragoza, de tamaño medio-grande, contamos con un número de empresas tecnológicas importante, que en ocasiones tienen dificultades para encontrar los perfiles adecuados a sus necesidades. Esto supone por un lado, que los candidatos aptos se encuentren bajo permanente demanda (lo que conlleva nuevas negociaciones contractuales, tanto económicas, como del llamado salario emocional), así como que las empresas se encuentren con la permanente exigencia de fidelizar a sus trabajadores.

Algo complementario a esto, por supuesto, sería la “fuga” de talento que puede tener Zaragoza, respecto de otras ciudades con mayor peso tecnológico, como pueden ser Madrid o Barcelona.

 

Para completar esta triada, creo que se podría hablar también de RESILIENCIA. Al trabajar constantemente por proyectos, nos encontramos, que, tanto los candidatos, como las empresas, como nosotros, los reclutadores, nos hemos de adaptar a nuevas formas de trabajo y nuevas exigencias. Es por ello, que el reciclaje profesional y la actualización constante son premisas irremplazables en el sector. Por ejemplo, un programador, puede formar parte de una empresa de tamaño medio, que trabaja con una metodología clásica en un proyecto para una aplicación de escritorio con .NET, y al año siguiente, encontrarse trabajando en un proyecto de metodología ágil para una empresa multinacional en una aplicación móvil con Kotlin.

Desde Thinking People, con base en nuestra experiencia profesional en este tipo de perfiles, podemos observar la particular demanda de estas posiciones:

seleccion IT3

  • Programador o Analista: la posición más demandada con una enorme diferencia. En particular, son muy exigidos aquellos perfiles especializados en tecnologías como .NET, lenguajes como Angular, frameworks específicos de PHP como Symfony, Laravel, Yii o Zend, conocimientos en tecnologías móviles como Kotlin o Ionic, o en lenguajes vinculados al big data, como Python.
  • Técnico o Administrador de Sistemas: el mantenimiento de la infraestructura informática, así como la puesta en marcha de nuevos equipos e instalaciones continúa en boga dentro del sector. Destacar aquí, por ejemplo, aquellos perfiles especializados en proyectos de industria 4.0 o aquellos que cuentan con buenos conocimientos sobre ciberseguridad.
  • PLCs y Robótica: un sector como el industrial, que trata de ir siempre en la vanguardia, no es inmune a la transformación digital dentro de sus propias plantas, y perfiles como programadores de PLCs o de Robots, están también muy presentes, y no cabe duda, de que recibirán todavía más demanda en el futuro.
  • Ingeniero de Datos: aunque en Zaragoza parece que todavía no hemos dado el salto definitivo a este tipo de perfiles, ya se comienza a vislumbrar su importancia de cara a un futuro muy próximo. Por ello, posiciones de Data Engineer, Data Analyst, o Business Intelligence, van a ser muy demandadas en el futuro.

 

A modo de conclusión, al igual que Huxley no pudo prever que la digitalización sería el centro neurálgico de su “Mundo Feliz”, tampoco nosotros podemos prever cual será la próxima revolución que agitará el mercado laboral.

 

En cambio, sí que podemos actuar en consonancia con lo que sabemos en el presente. Como en 2020 resulta muy difícil eludir cualquier cuestión sin hablar del COVID-19, creo que está reflexión puede ser interesante.

 

Se compara la situación actual con grandes desastres recientes, equiparándose a la gripe del 18 o a la Segunda Guerra Mundial. Lo que no se suele mencionar, es que de ambos desastres no sólo salimos, sino que salimos reforzados. Fuimos conscientes de la importancia de avanzar en el progreso médico, de abandonar los extremismos ideológicos y de perpetuar una paz mundial que hasta el momento, en términos generales, se ha mantenido. Por ello, no me cabe duda que de esta crisis saldremos igualmente reforzados. Quizás no lo apreciemos al instante, pero acabaremos viendo los resultados en el futuro.

 

Por todo ello, quizás nos encontremos con un mercado laboral resentido en los próximos meses, o quizás las previsiones más apocalípticas queden en mera anécdota, pero si algo está claro es la rueda de la economía va a seguir girando, y el sector tecnológico, no tengo la menor duda, va a ser uno de sus impulsos más fuertes.

Carlos Loren

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies